Cambia tu estado interno en 2 minutos


Si, en 2 minutos. Me imagino que te parecerá demasiado poco tiempo para hacerlo y te entiendo. No es que eso sea imposible, solo que nadie te ha enseñado como hacerlo.

Antes de entrar en detalles de cómo lograrlo, debemos saber ciertas cosas. Un estado interno no deseado se genera en nosotros por la forma que tenemos de mirar el mundo.

"No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos"

Para esto, lo primero que debemos entender es el proceso interno que sucede en el ser humano y que es el determinante de que una situación se convierta o no en un problema y generemos un estado interno no deseado.

Lo que ocurre se da en 3 pasos bien marcados:

1) Viene la situación

2) Juzgamos y etiquetamos la situación

3) Nos sentimos según la etiqueta que le colocamos a la situación

Algo muy cotidiano y que te hará sentido es el ejemplo de los días nublados. Es mi ejemplo favorito: "Te levantas, abres las cortinas de tu pieza y de pronto frente a ti está ese maravilloso y majestuoso día nublado (la ironía misma). Acto seguido sale de tu boca esa frase clásica tan característica: ¡Que día más feo! Posterior a esta frase se activa una emoción que apoya al 100% ese pensamiento, comienza un descenso en tu energía, baja tu nivel de motivación, baja tu nivel de felicidad, etc. Y finalmente el culpable de todo esto ¿Quién es?.. ¡El día!

La pregunta es:

¿En qué nube de ese día estaba colgado el cartel que decía "yo soy un día feo"?

R: Así es, en ningún lado.

Este ejemplo es el paso a paso característico de como reaccionamos cotidianamente. Son nuestros juicios los que etiquetan a las situaciones y que determinan nuestras emociones y como resultado tenemos un problema en nuestra vida.