¿En quien te conviertes sin tus miedos?


Esta pregunta me encanta ya que en el momento que me la hicieron me hizo conectar con una versión de mi mismo que nunca había visto. Un Rodrigo con un empoderamiento tremendo, con una maravillosa relación consigo mismo y con los demás, con una vida abundante, en resumen, con un Rodrigo que tenia su vida totalmente resuelta en todas sus áreas.

Entonces me pregunté lo mismo que hoy te pregunto a ti:

¿Son tus miedos tu principal razón para mantenerte en tu situación actual?

Muchas veces al hacerme esta pregunta me digo a mi mismo: ¿Que tiene que ver este problema con mis miedos? Pero la verdad es que si le doy vueltas al asunto al final siempre hay un miedo detrás.

Sabes a que le tenemos más miedo... Al dolor.

"Nuestro sistema operativo interno actúa más para alejarnos del dolor que para acercarnos a nuestros sueños".

Te contaré la experiencia que tuvo una persona que apoyé unas semanas atrás.

Subí un concurso en mi instagram (@lifetrainer) y una de las personas que ganó una de las sesiones online se dio cuenta explícitamente como una situación hizo que su sistema operativo lo alejara de sus sueños para poder evitarle dolor.

Brevemente, todo se resume a que él tuvo una experiencia muy fuerte en el termino de su carrera profesional. Esa carrera profesional que para él era un sueño poder terminar se convirtió, en su etapa final, en una pesadilla. Incluso el recuerda como el dolor del rechazo que sintió en su examen de grado le hizo decirse a si mismo: "No se te ocurra soñar de nuevo"

¿Que crees que hizo este sistema operativo en ese minuto después de recibir todo el estrés de esa situación?

Su subconsciente enlazó: lograr sueños = me rechazan (dolor). Luego usó su herramienta más efectiva para alejarlo del dolor del rechazo para que así no lo vuelva a sentir nunca más, lo lleno de miedos con respecto a sus sueños venideros para que nunca más sienta ese rechazo. Una formula simple pero que tiene un efecto secundario tremendo para él y para su vida con respecto a todos sus sueños.